Caripe - Chorreron



¡HOLA!

Sé que tenía tiempo sin postear pero hoy comienza una nueva etapa en lo que respecta al blog, una nueva temporada llena de viajes y aventuras, además, espero que hayan tenido un fantástico año nuevo y un comienzo del mismo lleno de metas y optimismo para cumplir los propósitos que a veces dejamos a un lado por cuestiones de tiempo. Y fue así con ese mismo espíritu que desperté en Enero esperando que mis "mini vacaciones" de fin de semestre llegaran para poder viajar y realizar nuevos proyectos.

El sábado 14 de febrero, un grupo de amigos y mi persona nos dispusimos a desaparecer un rato de la ciudad e irnos a las montañas, nuestro destino fue Caripe en donde se tenía pensado acampar, conocer y escalar una montaña. Para este viaje llegamos al terminal a las 6:30 de la mañana para salir a las 10:00 am por uno que otro retraso, el viaje fue de casi dos horas donde disfrutamos de los mejores merengues y canciones llaneras del mundo auspiciadas por el señor del autobús aunque los chistes y anécdotas nos distraían un poco de eso.

Una vez que llegamos nos hospedamos en el campamento Kenya, que queda un poco antes de llegar al centro de Caripe, allí conocimos al dueño “Carlos Kenya” que nos dio la bienvenida y nos explico cómo sería nuestra rutina allí.






















Después de desempacar todo ya eran las 2 de la tarde así que decidimos seguir aprovechando el día y nos dirigimos a la Cueva del Guacharo, el lugar turístico mas conocido de Caripe, pasamos un rato tomando fotos y comprando algunas cosas.



trip crew

Selfie!





Un pequeño amigo

Una de nuestras amigas del viaje había comenzando a practicar Yoga meses atrás, y como nos interesaba su practica le pedimos que nos diera algunas clases rápidas, aunque eramos muy malos en lo que estábamos haciendo... esto fue lo que sucedió:

Estiramientos
Foto por: Valentina H.
Foto por: Valentina H.


Las personas desde el otro lado nos tomaban fotos y trataban de hacer las poses al igual que nosotros.



Créanme para este tipo de sitios y siendo 13 personas las que viajaban aquí, lo mejor era pedir "aventones" o "colas" para movilizarnos a los diferentes sitios, cuando volvimos al campamento ya que nuestra meta era ir a la montaña al día siguiente, tuvimos que armar un menú de desayuno-almuerzo basado en proteínas y en agua, nos sentíamos raros por desayunar sándwiches de pepino, tomate y lechuga... nuestras madres estarían orgullosas.




Outfit de viaje

Al terminar nos dormimos temprano y soportamos el verdadero frió de Caripe en su totalidad, nos despertamos gracias a el a las 5:00 am. Nos bañamos, desayunamos y tuvimos nuestros bolsos con comida, cámaras y teléfonos listos para el recorrido, nuestra aventura estuvo basada en su parte en que nuestro transporte nunca llego, tuvimos que ir al centro a buscar unos Jeps para subir y no habían, por suerte encontramos a un señor que nos hizo el recorrido hasta la entrada del camino, y cuando llegamos allá nuestro guía había desaparecido, y esto fue solo una parte de lo que paso…






No podía faltar mi típica foto.
Resulta que la entrada para montaña esta dividida en Cerro Negro (que es el pico de la montaña) y Chorreron (que es la parte baja de la montaña donde cae una cascada) decidimos irnos por la segunda opción ya que algunos conocían el camino hacia allá, nos aventuramos a caminar por un total de 4 horas sin parar de ida y de regreso, puedo decir que el camino fue lo mas difícil ya que tuvimos que escalar, agacharnos, rodar, bajar, subir, y por mi lado, tratar de tomar fotos en todo el recorrido, una vez que llegamos a Chorreron, de alguna forma extraña olvidamos todo lo que habíamos pasado.











Foto por: Noel L.
Foto por: Noel L.

El árbol de la vida. Foto por: Noel L.




Foto por: Valentina H.
relax


Foto por: Noel L.
Modelo: Carla Naranjo.

Luego de esa fantástica y agotadora excursión, decidimos ir a comer a un restaurant antes de volver al campamento, en el trayecto, la tarde nos regalo los mejores paisajes de Caripe.

Realmente fue un fin de semana único que sera recordado, gracias a todos los que en estas fotos están y a los que fueron parte, a veces necesitamos despejarnos un poco para darnos cuenta de lo que tenemos enfrente de nosotros, aprender a seguir adelante, perdonar, respetar y todo lo que eso conlleva es un crecimiento personal que nunca descansa pero que te hará ser mejor no solo con los que te rodean sino también contigo mismo.   















El hombre mas amable del mundo.

Llego la noche.


TAMBIÉN PUEDES VER EL VBLOG DEL VIAJE EN ANNADEYOUTUBE:








 

Entradas mas vistas

Conoceme

Conoceme
Anna K. Jiménez. Venezuela. Fotografía / Viajes / Vblog. Contacto: contactoannak@gmail.com
Instagram